A poco más de una semana del accidente en que el expiloto español se vio involucrado. La evolución de Ángel Nieto se veía favorable, inclusive durante el fin de semana, el equipo médico optó por reducir el medicamento que lo mantiene en un coma inducido. En las últimas horas, la salud de Nieto se ha visto afectada por un edema cerebral masivo.

Nieto estaba absorbiendo los hematomas provocados tras el accidente, inclusive le habían retirado una placa intracraneal que controlaba la presión. Hasta que súbitamente, a las 3 de la madrugada de este jueves (horario de España), los médicos de la Policlínica de Nuestra Señora del Rosario de Ibiza tuvieron que intervenir quirúrgicamente, retirándole un hueso del cráneo para evitar daños cerebrales. Según el equipo médico, su estado se considera grave y ahora se espera cualquier desenlace.

Los hijos del expiloto, Gelete y Pablo Nieto han suspendido sus compromisos en República Checa, lugar donde participarían en el circuito de Brno. Han viajado de emergencia a Ibiza para estar cerca de su padre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 5 =