Este fin de semana, el piloto mexicano Gabriel Martínez-Abrego, competirá por segunda ocasión como invitado en la categoría Moto3 del Campeonato Mundial de Motociclismo. Después de preparaciones físicas y técnicas, los integrantes del Motomex Team Moto3 con Izuka como patrocinador principal, se reportan listos para el Gran Premio Redbull de las Américas en Austin, Texas.

No hay que olvidar que esta será la segunda vez que el piloto mexicano dispute una carrera del Campeonato del Mundo de Motociclismo, después de que la temporada pasada “Gabo” participó en la carrera de Moto3 del Gran Premio Movistar de Aragón de MotoGP, gracias a su desempeño profesional.

“Gabo” disputa el Campeonato del Mundo Júnior de Moto3 en Europa, lejos de familiares y amigos. Las participaciones de “Gabo” como piloto invitado en el Campeonato Mundial suponen la culminación de su proyecto formativo como piloto de élite. Gabriel participará este año por segunda vez consecutiva en el Campeonato del Mundo Júnior de Moto3, que se ha demostrado como la antesala más eficaz del Campeonato Mundial. Este es el objetivo del piloto regiomontano para la próxima temporada y volver a conseguir otro hito histórico para su país; convertirse en el primer piloto mexicano en disputar la temporada completa del Campeonato Mundial de Motociclismo como piloto inscrito.

Las invitaciones para disputar carreras como piloto wild card son una recompensa por su constante evolución en el Mundial júnior y una excelente preparación para saber a qué se enfrentará en el futuro. El Motomex Team Moto3 es consciente de la importancia de ser pioneros en el Campeonato Mundial de Motociclismo. El equipo mexicano ha derribado por segunda vez una barrera que parecía infranqueable para el motociclismo del país y por eso ha brindado la oportunidad a Óscar Toledo Castro de unirse al staff técnico del equipo para la carrera de Austin.

El objetivo de esta iniciativa es ampliar esta histórica experiencia a más personas del mundo del motociclismo en México poniendo una semilla para el futuro del país en este deporte. En Revista 400 le brindamos nuestros mejores deseos a la joven promesa mexicana, porque el siempre hecho de competir en MotoGP es ya, un premio a su talento.